El mapa de las secuoyas de España

GUÍA PARA LOCALIZAR EJEMPLARES. Las dos especies de secuoya, ambas originarias de California, se han aclimatado con éxito en jardines de numerosos países, desde el Reino Unido, Alemania y Francia hasta Nueva Zelanda o Chile, e incluso se han empleado para aprovechamientos forestales, pero su crecimiento es difícil en buena parte de España debido a sus requerimientos de agua y frío.

Las habituales secuoyas gigantes (Sequoiadendron giganteum), por ejemplo, viven en su hábitat natural generalmente por encima de los 1.500 metros de altura y durante dos o tres meses de invierno soportan abundantes nevadas, como sucede en los celebérrimos parques nacionales de Yosemite, Kings Canyon y Sequoia. Por su parte, las secuoyas rojas o de costa (Sequoia sempervirens), menos habituales como árbol ornamental, son características de zonas con una elevada pluviometría (hasta 2.000 mm anuales) y abundantes nieblas que aportan humedad, como en los parques Redwood y Humboldt.

Secuoya gigante en el núcleo antiguo de Medinaceli, Soria. Foto: arbolesconhistoria.com

Sin embargo, todo ello no ha impedido que ambas especies hayan encontrado en España ambientes propicios para crecer, desarrollarse hasta alcanzar notables dimensiones y algunas, como las secuoyas del Palacio Real de la Granja (Segovia), figurar entre las mayores del mundo al margen de las poblaciones californianas. Hay incluso verdaderos bosques con centenares de pies, como en Cabezón de la Sal (Cantabria), y pequeñas plantaciones madereras en el País Vasco y Galicia. Asimismo se pueden contemplar ejemplares simbólicos como las secuoyas de Can Casades (Montseny, Barcelona), la que crece junto al edificio de la Diputación en Pamplona o las de los jardines de Soutomoior (Pontevedra) y Monterrón (Mondragón, Guipúzcoa). Y también ejemplares ciclópeos en latitudes tan meridionales como los que medran en la sierra de la Sagra, en Huéscar (Granada).

No son unos pocos ejemplares, como consignan muchas webs turísticas, sino al menos un centenar de emplazamientos repartidos por todas las comunidades salvo cuatro (Castilla-La Mancha, Murcia, Baleares y Canarias), como consigna el mapa que aparece más adelante. La relación no incluye secuoyas excesivamente jóvenes ni muchos ejemplares que crecen a buen seguro en propiedades privadas y se encuentran a recaudo de miradas indiscretas.

Secuoya gigante en Puigcerdà, muy cerca del lago. Foto: arbolesconhistoria.com

Si algún lector tiene conocimiento de alguna secuoya que no figura en el mapa o dispone de información más novedosa (por ejemplo, alguna omisión, algún ejemplar que ya no existe o algún dato erróneo), agradeceré muy sinceramente los comentarios.

Entre las secuoyas o grupo de secuoyas más destacadas cabe citar las que crecen en los siguientes emplazamientos:

Secuoyas del Palacio Real de la Granja, en el Sitio de San Ildefonso (Segovia). Los inigualables jardines del palacio incluyen al menos una docena de secuoyas gigantes, pero las más conspicuas son sin duda las dos que se encuentran justo antes de acceder al recinto, en la plaza de España, las primeras que se plantaron en España (hacia 1860) y también las mayores en grosor y volumen de madera. Son conocidas como la Reina y el Rey y tienen un perímetro a 1,30m. de 14,50 y 11,76, respectivamente, mientras que su altura es de 46 y 41 m. El mismo jardín cuenta con varios ejemplares monumentales de pinsapo, cedro del Atlas, abeto de Douglas y haya.

Secuoyas la Reina y el Rey en el Palacio Real de la Granja. Foto: arbolesconhistoria.com

Secuoyas de la Sagra, en Huéscar (Granada). Se trata de un conjunto de enormes secuoyas gigantes que crecen en dos rodales muy próximos en un cortijo llamado La Losa, en Huéscar( Granada), que había sido propiedad del político y aristócrata Rafael de Bustos y Castilla de Portugal (1807-1894), marqués de Corvera. Son conocidas popularmente como las Mariantonias y fueron plantadas hacia 1870. Las mejor conservadas están dentro de una finca vallada y no son accesibles al público, pero sí se pueden contemplar libremente las que crecen junto a la carretera A-4301.

Secuoyas de Monte Cabezón, en Cabezón de la Sal (Cantabria). Conjunto formado por más de 800 secuoyas rojas que son herencia de un rodal con fines madereros plantado en los años 1940-1950. La finca se abandonó con posterioridad y nunca se llegó a explotar. Los ejemplares actuales, de un aspecto muy similar, con una altura media cercana a los 40 metros y unos troncos relativamente finos para lo que es la especie, constituyen un sorprendente bosque oscuro y húmedo. Varios senderos acondicionados recorren el hermoso paraje. Más información

Secuoya roja del castillo de Soutomaior, en Soutomaior (Pontevedra). Este ejemplar de secuoya roja, la más robusta y elevada de España, se encuentra en el impresionante jardín del Castillo de Soutomaior, en el pueblo pontevedrés del mismo nombre. El árbol forma parte del primer ajardinamiento que se acometió en la zona, hacia 1870, y actualmente vive rodeado de otros congéneres exóticos también monumentales. Aunque ha perdido todo el ramaje inferior, se encuentran en buen estado. Perímetro de tronco de 9,55 m. Más información

Secuoyas gigantes de la Casita del Príncipe, en San Lorenzo del Escorial (Madrid). La Casita del Príncipe, una de las residencias del complejo monumental de El Escorial, cuenta en su parte delantera y en su parte trasera, separadas por menos de 100 metros, con sendas secuoyas monumentales cuya data aproximada de plantación se sitúa hacia 1870. Muy robustas y en excelente estado de conservación. Su perímetro es de 8,55 y 9,20 metros.

Secuoyas gigantes de Santa Fe del Montseny, en Fogars de Montclús (Barcelona). El centro de información de Can Casades en Santa Fe del Montseny (Barcelona) es un edificio de estilo modernista que fue construido en 1900 como segunda residencia de una familia adinerada. Del jardín original sobreviven tres secuoyas gigantes (originariamente fueron cuatro, pero una murió por el impacto de un rayo) que se han hecho muy famosas como punto de referencia entre los miles de excursionistas que visitan la zona. El mayor ejemplar tiene un perímetro de tronco o cuerda de 6,50 m. (a 1,30) y una altura de 40 metros. Más información

Bosque de secuoyas rojas de Colón, en Poio (Pontevedra). Sorprendente bosque formado por unas 400 secuoyas rojas muy jóvenes aún, plantadas hacia 1992, que fueron regalo del Gobierno de EEUU durante los actos de celebración del quinto centenario de la llegada de Colón a América. Ocupan unas dos hectáreas.


3 respuestas a “El mapa de las secuoyas de España

  1. En el parque de coníferas de Jalance (Valencia) hay tres ejemplares de secoyas rojas (Sequoia sempervirens). Es un parquecillo interesante dónde se pueden contemplar Tetraclinis articulata, Ginko biloba, Calocedrus decurrens, entre otras coníferas no muy comunes en los parques y jardines de España.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s